¿Qué querían, que se haga monje?

arlan-gabi

Señores, él estuvo secuestrado, recuperó su libertad y se merece seguir con una vida normal y salir a disfrutar de la vida de vez en cuando, en medio de sus duros laburos en la chacra. Ah… me dirán que un pendejo de su edad no puede hacer lo que hizo. Estaba acompañado de su hermana y otros familiares que es gente grande y con mayoría de edad. Y por lo que pude averiguar, su encuentro con Gaby se limitó a la foto en la camioneta de ella y en el escenario. No fueron más de 3 minutos.

Quédense tranquilos que no se encamaron, que no se fue a gastar la plata que “generosamente” depositaron en la cuenta que su hermana habilitó para saldar la deuda de 700 mil dólares que dejó el secuestro. Leí muchos comentarios en las redes sociales donde decían: “Y así se va a gastar en p… nuestra plata”, junto a una copia de extracción de la cuenta en la que se depositó dinero para ayudar a su familia a saldar su deuda. Estoy más que seguro de que todos los que escribieron comentarios en ese tono no depositaron ni un miserable mil’i. A propósito, todos los giros y depósitos no alcanzaron ni 10 millones de guaraníes.

Así que “loperro”, tampoco somos tan solidarios. Arlan está libre, después de permanecer 267 días secuestrado, y no se merece ser juzgado ni atacado por gente con doble moral que todo lo critica en las redes. Hay que dejarlo vivir.

Comentarios

comentarios