Marc Anthony, orgulloso de ser feo

Marc Anthony.

Marc Anthony.

El artista de origen latino asegura estar al tanto de que tal vez no sea el hombre más físicamente atractivo de la tierra, sin embargo, esto nunca le ha impedido estar al lado de hermosísimas mujeres, ¿cuál es su encanto oculto?.

El cantante cree que aunque se considere feo, está muy orgulloso de serlo y que esto nunca fue un impedimento para alcanzar el éxito tanto en su carrera como en su vida personal debido a que ha sabido mantenerse humilde, pero siendo siempre muy seguro de sí mismo.

“Me considero un hombre feo, pero que ha sabido sacar provecho de su encanto personal para triunfar en todo lo que se ha propuesto. Creo que la clave está en que nunca he tenido problemas de autoestima; siempre he tenido una gran seguridad en mí mismo porque, en el fondo, nada tenía que perder cuando decidí embarcarme en la aventura de la música. Con el paso de los años, me he dado cuenta de que soy bueno, en mi trabajo y en la vida cotidiana, y muchas veces en la sencillez y en la honestidad reside el éxito”, relató sin ningún tipo de vergüenza a medios estadounidenses.

El exmarido de Jennifer López considera que el verdadero magnetismo de un hombre se encuentra en su personalidad y en cada detalle de su comportamiento, esto suma puntos por encima de un bello físico o una escultural figura.

“Por lo menos esa ha sido mi experiencia, ya que nunca he tenido problemas para relacionarme con las mujeres que me han llamado la atención o que directamente me han robado el corazón. Tengo mucho que agradecer a mi padre por ello, porque él era exactamente igual”, dijo el artista.

“Creo que el verdadero magnetismo de un hombre se encuentra en su personalidad y en cada uno de los detalles de su comportamiento, no tanto en aspectos superficiales como la belleza física o lo escultural de su cuerpo. Por lo menos esa ha sido mi experiencia, ya que nunca he tenido problemas para relacionarme con las mujeres que me han llamado la atención o que directamente me han robado el corazón. Tengo mucho que agradecer a mi padre por ello, porque él era exactamente igual” .

De hecho, su padre, Felipe Muñiz, fue quien siempre le recordó que mantuviera la humildad. “El otro día le pregunté que si se acordaba de cuando me decía que era muy feo de pequeño. Se me quedó mirando y me dijo: ‘Siempre he pensado que los dos somos horriblemente feos y nunca dejaré de pensarlo. Espero que nunca lo olvides’. Fue otra gran lección que recibí de mi padre, ya que me ayuda a mantener los pies en la tierra” .

 

 

Comentarios

comentarios