¿Cómo evitó Obama que sus hijas se tatúen?

 

Obama junto a sus hijas. (Foto White House)

Obama junto a sus hijas. (Foto White House)

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su mujer Michelle han hecho un curioso pacto prometiendo que si sus hijas se hacen un tatuaje, los dos se grabarán exactamente lo mismo que ellas. Obama asegura que se trata de una medida disuasoria, y esperan que de esta manera Malia (15) y Sasha (12) encuentren la idea de dibujarse la piel menos excitante.

“Así acabamos con lo mejor de hacerse un tatuaje. Michelle y yo estaremos allí con ellas, y lo publicaremos para que todo el mundo pueda verlo y no pararemos de decir que todos llevamos tatuajes a juego. Sospecho que es una medida disuasoria muy buena para Malia y Sasha”, explicó Obama en una entrevista en ‘The Ellen DeGeneres Show’ que se emitirá este jueves.

Durante la ceremonia de entrega de los Óscar, la popular presentadora Ellen DeGeneres batió el récord de retuits que ostentaba el presidente con un ‘selfie’ que publicó acompañada de otros famosos -Bradley Cooper, Brad Pitt, Angelina Jolie, Meryl Streep y Lupita Nyong’o-, convirtiéndose en el post más compartido en la red social. Cuando Ellen abordó el tema durante la entrevista, el presidente no dudó en calificar su hazaña como un “truco barato”.

“Ya me lo han comentado. Y creo que fue un truco barato poner a unas cuantas celebridades de fondo”, bromeó Obama cuando la presentadora intentó disculparse por robarle el récord.

El líder de Estados Unidos también charló acerca de su afición por los dramas políticos, como la serie ‘House Of Cards’, aunque desde su punto de vista la vida en la Casa Blanca tiene poco que ver con lo que aparece en televisión.

“Me gusta mucho ‘House Of Cards’, y tengo que decirte una cosa, la vida en Washington es mucho más aburrida que como la muestran en pantalla. La verdad es que, si me acompañases, te darías cuenta de que la mayor parte del día me lo paso sentado en un despacho con un montón de gente vestida con trajes grises hablando sobre un montón de asuntos que no quedarían bien en televisión. Tengo que decirte Ellen que, como norma general, no hay mucho tiempo para bailar en la sala de emergencias”, concluyó.

Comentarios

comentarios