Por falta de cariño, Toñito comía heces de gallina

Por falta de cariño, Toñito comía heces de gallina

Compartir

Toñito Gaona dio una entrevista para "TeleShow" en la cual confesó que durante su infancia tenía la costumbre de comer heces de gallinas.

Toñito aseguró que todo era producto de la falta de atención y cariño de parte de su padre: "cuando tenía seis años vivía en Arroyos y Esteros comía, las gallinas de mi abuela se subían a un árbol y yo iba al medio día al patio a comer los popos que se caían al suelo".

Toñito dijo que a raíz de esto fue llevado al psicólogo y tuvo que hacer un tratamiento para dejar esta extraña costumbre.

Mirá el vídeo. 

Comentarios



Más notas