Polémica en reality por anorexia de participante

Antes y después para Rachel.

Antes y después para Rachel.

La gran final del programa que se emite por la cadena NBC dio por ganadora a Rachel Frederickson, cuyos números causaron alarma.

La joven de 24 años, pesaba 118 kilos cuando comenzó el programa y terminó con 47, es decir, bajó 71 kilos. Esto significa que logró perder casi el 60 por ciento de su peso original en un período de 16 semanas, que es lo que dura el entrenamiento de Biggest Loser.

Lo controvertido de la situación es que ahora la participante pasó de la obesidad mórbida a un índice de masa corporal por debajo del recomendado para su altura, 1,62 mts.

Rachel había aumentado tanto luego de caer en una depresión, como consecuencia de la ruptura con su novio.

Comentarios

comentarios