Pharrell Williams: “No conozco el secreto del éxito”

Pharrell Williams.

Pharrell Williams.

El productor y cantante estadounidense no solo está detrás de algunos de los temas más importantes del pop de la última década -a través de colaboraciones con Shakira, Madonna, Daft Punk y muchos más-, sino que ahora también recibe elogios en solitario por temas tan pegadizos como su conocido sencillo ‘Happy’. No obstante, y a pesar de que algunos ya se dirigen a él como el nuevo “rey Midas” de la música comercial, Pharrell Williams cree que su éxito solo depende de los “cambiantes” gustos del público y no de su aclamado talento artístico.

“Los triunfos de un artista solo existen si la gente te vota, si al público le agradan tus canciones y si tienes suerte de que alguno de tus temas entre bien por el oído y se difunda por todo el mundo. Lo que quiero decir es que yo no puedo controlar si tengo éxito o no, así que lo único que voy a decir es que no sé qué hay que hacer para que tu música se convierta en algo popular. Los gustos de la gente cambian constantemente, y yo he tenido tantos hitos como fracasos sin cambiar radicalmente de estilo”, explicó a la revista Red Bulletin.

Teniendo en cuenta la fugacidad de la fama y la inestabilidad que se vive en la competitiva industria discográfica, Pharrell prefiere mantenerse fiel a los elementos más característicos de su sonido para que su música permanezca ligada a sus “convicciones” artísticas. De esta forma, el polifacético intérprete puede centrarse en disfrutar al máximo de su trabajo sin reparar tanto en las corrientes de opinión y la presión de los críticos.

“A todo el mundo le gusta que le reconozcan por su trabajo y premien su esfuerzo, no voy a decir que no, pero cuando era más joven a veces me obsesionaba demasiado con lograr que la gente me apreciara como artista. Ahora me he dado cuenta de que el éxito profesional no siempre es sinónimo de felicidad, y de que no se puede cuantificar las alegrías de tu trabajo con cifras de ventas o un número de premios. Prefiero disfrutar haciendo lo que me gusta, creando mis canciones y siendo fiel a mis convicciones”, añadió el músico, antes de alertar a las nuevas generaciones de artistas sobre las “adicciones” de la fama.

“Hay una delgada línea entre sentirse respaldado por la gente y buscar desesperadamente que los demás te adulen. Es una terrible adicción”, sentenció.

 

Comentarios

comentarios