Pamela Rodríguez y Jennifer Ruíz Díaz en el medio de la “apropiación cutural”

Pamela Rodríguez y Jennifer Ruíz Díaz en el medio de la “apropiación cutural”

Compartir

En una nota anterior te contábamos sobre la acusación de la artista indígena Bianca Orqueda hacia la cantante India Guaraní. Recordemos que Bianca, de la comunidad Uj'e Lhavos, expuso que lo que India hace es “apropiación cultural”, refiriéndose al nombre artístico que usa, además del atuendo de inspiración indígena que vistió en varias ocasiones. Vale aclarar que India explicó que las prendas fueron provistas por la comunidad Maká.

En medio de la controversia, la modelo Pamela Rodríguez, posteó en su cuenta de Instagram una foto donde se la ve vestida con plumas, similares a nativos de América Del Norte, aunque ella escribió en la parte inferior de la foto: “India Guaraní”. No fue la única que usó la inspiración indígena a la hora de presentarse sensualmente, ya que Jennifer Ruíz Díaz también había posado interpretando a una sexy nativa semidesnuda para un calendario. En un posteo también en Instagram ella había escrito: "India bella mezcla de diosa y pantera", aludiendo a la famosa guarania de José Asunción Flores con letra de Manuel Ortíz Guerrero.

Pamela Rodríguez y Jennifer Ruíz Díaz, estarian en falta dentro de la llamada "apropiacion cultural".

Hasta el momento, la cantautora Uj'e Lhavos no hizo mención al caso de las modelos. Vale aclarar que se denomina apropiación cultural cuando miembros de una cultura toma elementos de otra y le da un uso que se considera inapropiado porque en teoría se estaría violando el derecho de propiedad intelectual de una comunidad. En el 2019 ya se había desatado una polémica cuando el presidente de México Andrés Manuel López Obrador acusó a la diseñadora Carolina Herrera de “Apropiación cultural” al haber presentado ese año una línea de prendas de vestir con inspiración nativa mexicana.

Algo similar sucedió el año pasado con la firma Balenciaga en torno a unos pantalones que la marca lanzó. Fue acusada de racismo al ofrecer por 1.200 dólares unos pantalones de chándal que tenían bóxer cosidos emulando el estilo sagging, que popularizó la cultura HipHop.

Los diseños de Carolina Herrera acusados de "apropiación cultural" por parte del presidente de México.

Comentarios



Más notas