Megan Fox, ¿célibe?

Megan Fox junto a su marido.

Megan Fox junto a su marido.

A pesar de su fama de chica explosiva, Megan Fox es una abnegada madre de familia ocupada en compaginar sus compromisos profesionales con el cuidado de sus dos hijos -Noah (22 meses) y Bodhi (5 meses)-, lo que le ha llevado a descuidar la relación íntima con su marido, el actor Brian Austin Green.

“Brian y yo no tenemos ningún tipo de intimidad”, confesó Megan al programa Entertainment Tonight.

Pero no parece que en estos momentos eso le importe mucho a la actriz, quien ve en el sentido del humor de una persona un atributo tanto o más valioso que cualquier otro que requiera mayor intimidad; de ahí que destaque a la tortuga Michelangelo como su preferida, dentro del plantel que integra la película que ahora promociona: ‘Las Tortugas Ninja’.

“Mickey (Michelangelo) es divertido. El humor hace que te hagas pis encima. ¡Esa es la verdad!”, confesaba Megan al portal Access Hollywood.

A buen seguro muchas de esas risas han sido de puro nervio, ya que la acogida que tuviera la cinta entre los seguidores de las famosas tortugas preocupaba mucho a la actriz.

“Estaba muy contenta a la vez que nerviosa porque quería que los fans estuvieran contentos con el resultado. A nadie le gusta destruir la infancia de nadie, y especialmente la mía. También tenía miedo, pero una vez he visto la película me he dado cuenta de que hice un buen trabajo. Creo que el resultado es increíble y muy divertido, así que estoy muy orgullosa”, confesaba.

Comentarios

comentarios