Marly Figueredo: “Gracias a mis amigos y amigas, amigues”

Marly Figueredo: “Gracias a mis amigos y amigas, amigues”

Compartir

La ex modelo Marly Figueredo se despidió de su descanso en San Bernardino donde alquiló una casa para disfrutar con su marido, Rodolfo Friedmann, sus hijos y amigos. Ahora se prepara para visitar otras ciudades como Piribebuy, Amambay, Villarrica y Encarnación.

Pero antes de iniciar su recorrido, Marly escribió una “despedida reflexiva” que publicó en sus redes, acompañada de una serie de fotos en la casa donde estuvo viviendo todo este tiempo.

“Me diste los mejores atardeceres”, inició refiriéndose a los días que le tocaron. “Gracias a mis amigos y amigas, amigues, que siempre están desde cerca o desde lejos”, alegó. “Con el paso del tiempo te vas dando cuenta de quién sí y quién no. Y empiezas a gastar tiempo solo con quien te hace bien, con quien merece la pena y con quien se te olvidan lo problemas. Porque no estamos para perder el tiempo en cosas o personas que no nos hacen mejores”.

Marly junto a su marido, el senador Rodolfo Friedmann

“Lo cierto es que hay personas que te alegran la vida. Hay personas a las que apetece tener cerca porque simplemente hacen que te sientas como en casa. Y da igual el sitio en el que estés. La compañía siempre fue mucho más importante. Hay personas que consiguen que te olvides del reloj y de todo eso que ronda en tu cabeza. Que te abrazan y te recomponen. Y hablas sobre cualquier tema mientras consigues sacar una sonrisa sin darte cuenta.

“Hay personas que son pura vitamina y ya está. Y si no hay sol, también. Que te recargan las pilas y te llenan de fuerza para seguir. Con las que ríes sin parar y disfrutas del verdadero significado de la vida. Pequeños detalles, dicen. Y pequeñas personas que hacen todo un poquito mejor.

En definitiva, hay personas que sí. Y con eso basta”.

Comentarios



Más notas