La escribana demostró tener mucha onda

La escribana se salió de persona para demostrar que sí sabe divertirse.

La escribana se salió de personaje para demostrar que sí sabe divertirse.

Dejando de lado su conocido carácter serio e imperturbable, la escribana de BCPY no tiene miedo a los retos y se anima a todo, especialmente por una buena causa.

Sorprendió gratamente a todos que esta semana, aceptara el desafío del Baldazo de Agua Fría a beneficio de la Fundación Solidaridad sin ningún reparo.

Ella le puso mucha onda al reto y con su expresión de hierro pudo soportar con un rostro inmutable el baldazo helado y respondió con mucho humor a la experiencia, Claro está que lo hizo todo conservando su esencia.

 

Comentarios

comentarios