La cámara oculta que exasperó a Yolanda Park

Por varios minutos, la broma inicial provocó preocupación a la conductora.

Por varios minutos, la broma inicial provocó preocupación a la conductora.

 Los compañeros de la producción de Canal 9 y de Sur Tv se asociaron para gastarle una broma a la presentadora de noticieros. El escenario perfecto era la Costanera de Encarnación, adonde la comunicadora había ido para la cobertura del operativo verano que realiza la FM para la que también trabaja la popular ‘Yota’.

En plena labor para la emisora Canal 100 y Radio Latina, Yolanda es sorprendida por un admirador que, un poco pasado de copas o un poco desequilibrado, le confiesa a viva voz su admiración por ella.

Todo bien hasta allí. No pasaba de una escena que fuera desconocida por la conductora de ‘La Mañana de cada día’, que es muy querida. La cosa pasó a mayores, y para incomodidad de Yolanda, cuando el joven admirador (que estaba con el torso desnudo y luciendo un desconcertante tatuaje en el pecho) quiso acercarse más y más a la Park.

Ever Insfrán es el actor que arrancó también muchas risas a Yolanda.

Ever Insfrán es el actor que arrancó también muchas risas a Yolanda.

El rostro de la comunicadora cambió drásticamente y se pudo notar en el video que fue reproducido ayer en el ciclo matinal de Canal 9. Tanto sus compañeros de la radio, Jorge Heisecke y Paola Maltese (ambos cómplices de la cámara oculta) impidieron que el admirador se acercara más, así como un conductor de Tv Sur.

Cuando ya la cosa no tenía gracia para Yota, el admirador confesó que se trataba de una cámara oculta. El rostro de aprensión de Yolanda dio paso a la incredulidad y luego ya un poco más distendida tuvo tiempo de reaccionar.

Primero dijo lamentar que en realidad no se trataba de un fans. “Entonces, no tengo fans?” cuestionó a modo de lamento jocoso. “Ahora, la que voy a llorar soy yo” prosiguió, luego envió saludos a los ‘cerebros’ de la cámara oculta y en un video que se mostró luego, la Yota se descargó contra sus compañeros de broma con epítetos irreproducibles aunque cargados de muy buena onda.

Comentarios

comentarios