Katy Perry se automedica con calmantes

Katy Perry.

Katy Perry.

¿Quién lo diría? Aunque siempre vemos a Katy Perry llena de vida y alegría, la estrella confesó que por la presión que implica estar de gira, opta por tomar tranquilizantes para controlar sus nervios y estar a punto para el disfrute de sus fanáticos a la hora del show.

 

Su gira ‘Prismatic’ es todo un éxito, pero demanda demasiada energía de parte de la intérprete de ‘Dark Horse’, cosa que logra calmar sólo automedicándose, pero teniendo cuidado.

“Tengo que tomar betabloqueantes y cualquier tipo de calmante porque me pongo muy nerviosa antes de salir al escenario. Tengo que hacerlo lo mejor posible cuando estoy delante de mis fans, porque no quiero decepcionar a toda la gente que viene a verme y, sobre todo, necesito poder decir alto y claro que estoy orgullosa de mí misma. Me han dado una gran oportunidad y hay 500 zorras detrás de mi que me quitarán el puesto si no demuestro lo que valgo. No tengo otra opción”, señaló Katy a la revista Cosmopolitan.

Sin embargo, Perry asegura que hace un uso responsable de los medicamentos y nunca los mezcla con alcohol, por lo cual está dispuesta a ser paciente y esperar al fin de su show para tomar una copa y celebrar. “Siempre tomo una copa de champagne al bajar del escenario. Cuando bebo whisky acabo perdiendo el conocimiento con frecuencia, así que he dejado de tomarlo. A la gente suele darle dolor de cabeza el champagne, pero a mí no. Puedo tomar como 5 copas y encontrarme perfectamente”.

Comentarios

comentarios