Hijos de Mick Jagger dan pleno apoyo a su padre

Días felices. Mick y L'Wren, juntos.

Días felices. Mick y L’Wren, juntos.

El cantante Mick Jagger voló ayer jueves a Los Ángeles para reencontarse con sus adorados hijos, quienes han dejado de lado sus obligaciones para ofrecerle todo su apoyo tras la repentina muerte de su pareja, la diseñadora L’Wren Scott (49 años), a principios de esta semana en Nueva York.

El veterano artista confía especialmente en su hija Karis (43) -fruto de su relación con Marsha Hunt- para encontrar la “mejor fuente de consuelo” en estos tiempos difíciles, hasta el punto de que ella podría haberse convertido en su mano derecha a la hora de organizar todos los preparativos del funeral de la diseñadora, según publica el diario británico Daily Mirror.

La estrella del rock (70 años) también se encuentra acompañado por sus hijos Elizabeth (30), Georgia May (22), James (28) y Jade (42), quien consiguió un permiso especial para tomar un vuelo a California a pesar de estar embarazada de siete meses.

“Sus hijos, que se llaman a sí mismos ‘Equipo Jagger’, estaban esperando a que Mick tomara una decisión antes de ponerse de acuerdo. Tan pronto como les dijo que se dirigía a Los Ángeles, ellos se organizaron rápidamente para seguir sus pasos. Sus hijos saben que ahora es el momento de devolver a su padre todo lo que ha hecho por ellos”, señaló una fuente al periódico The Sun.

El artista y el resto de los Rolling Stones -Keith Richards, Charlie Watts y Ronnie Wood- llegaron a Estados Unidos desde Perth (Australia), dos días después de posponer la gira con la que iban a recorrer varias ciudades de Australia y Nueva Zelanda.

Por el momento, se desconoce si el afamado Mick Jagger se animará pronto a ir a Nueva York para solucionar algunos asuntos derivados de la trágica desaparición de L’Wren Scott, como la deuda de más de 6 millones de dólares (4,3 millones de euros) que la diseñadora acumulaba en su negocio, y la casa que la pareja había adquirido recientemente para dar más estabilidad a su relación.

Comentarios

comentarios