Finalmente Sol Cartes se casará

Finalmente Sol Cartes se casará

Compartir

Sol Cartes causó tras anunciar que su fastuosa boda se llevará a cabo a pesar de la cuarentena por la pandemia del COVID-19, el número de invitados a la fiesta bordearía las 200 personas, la ceremonia se dará bajo estrictas medidas sanitarias viralizadas en redes.

En redes circula la tarjeta de invitación a la ceremonía religiosa con la advertencia de que todos los invitados deberán someterse al hisopado para descartar que alguno tenga coronavirus, estos deben confirmar su presencia y realizarse el test del COVID-19, 72 horas antes de la boda, una vez que tengan los resultados deben enviar el resultado a unos números habilitados. Cabe mencionar que el test será pagado en su totalidad por pareja.

PROTOCOLO PARA LA FIESTA.

Antes de ingresar a la fiesta, los invitados deben lavarse las manos, desinfectarse con alcohol, desinfectar sus celulares y accesorios para lo cual se les asignará un paño especial, así también se les tomará la temperatura.

Los invitados serán divididos en grupos, cada grupo tendrá una mesa de la cual no pueden moverse, aseguran que se tomarán fotos para documentar el cumplimiento de esta regla, todos deben contar con mascarillas autorizadas por el MSPBS, en caso de ser de tela, deben ser de triple tela y filtro de protección, el uso de protector facial será optativo, sugieren no utilizar corbata y en caso de hacerlo utilizar el "aprieta corbata".

En cuanto al contacto entre invitados, señalan que el contacto directo solo está permitido entre personas que sean del mismo núcleo mientras que aquellos que no sean del núcleo solo pueden saludarse con choque de codos o puños.

INVITADOS EN LA MESA.

Las mesas fueron armados por núcleos, habrá distancia prudente entre cada mesa y mencionan que una vez que estén en sus mesas y con su núcleo pueden prescindir de la mascarilla, en caso de desplazarse por el lugar deben utilizar nuevamente la mascarilla.

En cuanto a los utensilios, cada uno tendrá un kit de desinfección, alcohol en gel, sanitizante, paños húmedos desinfectantes, cada invitado tendrá una zona de desechos individual. Aclaran que no habrá champañeras ni hieleras, está prohibido compartir platos, utensilios, picadas o mantecas.

EL EVENTO.

Los únicos autorizados a desplazarse por el evento son los novios, visitarán cada mesa sin tener contacto físico con los invitados y con sus mascarillas puestas, dispondrán un momento y lugar especial para la toma de fotos y en ese momento los invitados podrán desprenderse de sus mascarillas evitando el contacto con los novios.

La boda no contará con una "torta verdadera" para evitar cualquier exposición, tampoco contarán con pista de baile, cada núcleo puede hacerlo en su espacio para evitar la generación aerosoles.

PROTOCOLO PARA EL PERSONAL.

El personal que atenderá a los invitados también deben someterse al test del COVID-19, también deberán cumplir con las medidas sanitarias conocidas, deberán contar en todo momento con mascarillas, lentes protectores oculares, protectores faciales y cofias (gorro especial), estos elementos deben ser cambiados cada 2 horas. Cada mesa tendrá un mozo exclusivo identificado.

Si bien la boda contará con buffet y barra de tragos, los invitados tienen prohibido tener acceso a esta zona, cualquier pedido debe ser realizado al mozo asignado, quien además debe documentar a los integrantes de la mesa que le corresponde.

CEREMONIA RELIGIOSA.

Para la ceremonia religiosa hay una lista diferente y solo los que estén en la lista pueden ingresar a la capilla donde se llevará a cabo la misa, reiteran protocolos sanitarios como lavados de manos, toma de temperatura, uso de mascarillas en todo momento, distancia de 2 metros entre cada asistente, recalcan que solo los novios, padres y padrinos están autorizados a no utilizar la mascarilla, así también señalan que solo estos recibirán la comunión previo lavado de manos del sacerdote.

En junio de este año, Sol le envió a sus invitados una tarjeta que llamó la atención debido a que era toda una experiencia, pedía que todos la abran a las 20:00 hs puntualmente, en la caja encontraban unos auriculares inalambricos para escuchar una nota de audio en la que Sol aseguraba que debido a la pandemia su boda se posponía para el año que viene.

Además en la "caja de invitación" se encontraban picadas, una botella de champán y una botella de Whisky, de esta manera Sol celebró la fecha en la que debió dar "el sí" con Patrick Bendlin asegurando que el año que viene se daría la fiesta y ceremonia tirando la casa por la ventana.

Comentarios



Más notas