Despidieron los restos de Gustavo Cerati

El último adiós a un grande.

El último adiós a un grande.

La ciudad de la furia despidió a uno de los más grandes exponentes del rock en Latinoamérica en un mediodía de viernes gris. Ni la lluvia detuvo a miles de seguidores que se acercaron a la Legislatura de Buenos Aires a dar su último adiós al artista. La cola para ingresar se extendía por más de 10 cuadras.

La madre de Gustavo, Lilian Clark salió a saludar a los fans de su hijo y recibió una especie de serenata de parte de la multitud, que empezó a corear con gran emoción las canciones de Cerati.

Posteriormente, con el acompañamiento de una enorme cantidad de seguidores, el carro fúnebre se trasladó al cementerio de la Chacarita recibiendo una lluvia de flores en el camino. Aplausos, llanto desconsolado, cantos e incluso alegría, nada faltó en esta despedida a un grande.

“Mi viejo ya es parte de todos nosotros; por fin descansa tranquilo. Lo amaré por siempre”, expresó su hijo Benito en su cuenta de la red social Twitter.

 

Comentarios

comentarios