Artistas de peso en boda de Kim Kardashian

Beyonce y Jay-Z.

Beyonce y Jay-Z.

Aunque en un principio las especulaciones apuntaban a que Jay Z y su mujer Beyoncé habían rechazado la invitación de boda de Kanye West y Kim Kardashian para evitar la atención mediática, parece ahora que el matrimonio podría acabar siendo algo más que unos simples invitados si las negociaciones para protagonizar una actuación estelar durante el enlace llegan a buen puerto.

El cambio de opinión de la pareja viene acompañado de una jugosa oferta de dos millones de dólares (1 500 000 euros) por parte del E! News -productor de ‘Keeping Up with the Kardashians’- para ofrecer un pequeño concierto como atracción principal del enlace, que según los rumores está ayudando a financiar.

“Jay Z y Beyoncé actuarán en la boda, siempre y cuando sus negociaciones de última hora con E! lleguen a buen puerto. Los dos han solicitado 2 millones de dólares por realizar una corta actuación”, aseguró una fuente al portal de noticias RadarOnline.com.

Aunque por el momento la verdadera protagonista permanece ajena a los cambios en su lista de invitados, prefiriendo concentrarse en ofrecer su mejor imagen durante el gran día. Así, y respondiendo a su obsesión por la boda de Catalina de Cambridge, Kim habría contactado con la diseñadora del traje de novia de la duquesa, Sarah Burton, pese a que ya tiene dos posibilidades más en la recámara.

“Ha llamado a Sarah Burton para que se encargue de una de sus opciones. Kim quiere el mismo escote en forma de corazón que Catalina lucía, aunque mucho más marcado, claro. Y quiere que su diseño sea ajustado para poder presumir de figura. Por el momento calculan que el vestido costará alrededor de dos millones de dólares, y nadie lo verá hasta que esté caminando hacia el altar. Por el momento tiene tres posibles elecciones, pero todavía no se ha decidido por uno”, declaró otro informante al mismo medio.

Mientras Kim permanece inmersa en solucionar los detalles de última hora de su vestuario, Kanye parece haber quedado a cargo de elegir la música que amenizará la velada, y entre otras sorpresas, el rapero ha querido que su futura esposa disfrute esa noche de las canciones de una de sus cantantes preferidas, Lana del Rey, que actuará en directo mientras los distinguidos invitados se relajan entre botellas de champán de más de 6 000 dólares (4 000 euros).

Comentarios

comentarios