Arnold Schwarzenegger fracasó como bromista

Arnold Schwarzenegger intentó pasar desapercibido en un gimnasio.

Arnold Schwarzenegger intentó pasar desapercibido en un gimnasio.

El protagonista de “Terminator” se puso una gorra y un bigote y se hizo pasar por ‘Howard’, un entrenador personal del gimnasio ‘Gold’ s Gym’ de California.

Todo esto Arnold lo realizó por una buena causa, con la intención de recaudar fondos para el programa nacional que provee ayuda a estudiantes pertenecientes a familias de escasos recursos.

 

En el vídeo, el actor se acerca a muchos clientes del gimnasio y les da consejos para sus rutinas de ejercicio. “¿Cuántas millas estás corriendo?, le preguntó Arnold a una mujer, quien al mirarlo pareció reconocerlo automáticamente a pesar de su disfraz”. Es que su acento alemán es muy difícil de ocultar.

Schwarzenegger mostró todo su sentido del humor y sorprendió a todo el gimnasio, al final del vídeo, mira un póster con una foto suya en su época de fisicoculturista y halaga su belleza.

A pesar de sus intentos, el actor no pudo evitar que la gente lo reconociera.

A pesar de sus intentos, el actor no pudo evitar que la gente lo reconociera.

Comentarios

comentarios