Abogado Leopardo: "Mi fe puesta en Dios me salvó de un injusto proceso"

Abogado Leopardo: "Mi fe puesta en Dios me salvó de un injusto proceso"

Compartir

Valentín Domínguez, más conocido como "el abogado leopardo", tomó el camino religioso tras involucrarse en fuertes escándalos que tienen que ver con la imputación por el supuesto hecho punible detentación, producción de riegos comunes y resistencia para luego ser recluido en Tacumbú.

Valentín Domínguez aprovechó el "día de las madres" para reafirmar su camino a la conversión cristiana con una foto con la que contó que refugiarse en la iglesia es el regalo más grande que le dio a su madre.

"El mejor regalo para una madre es ver a su hijo en el camino de Dios, más vale un día en la casa de dios que mil fuera de ella", escribió Valentín Domínguez.

"Desde que tuve problemas judiciales me aferré más a mi fe y a Dios, de pequeños iba al Centro Familiar de Adoración pero al lograr ser profesional y ya no tener más necesidades me aleje de Dios, tal vez me llevó a cometer varios errores", dijo el "abogado leopardo" en conversación con nuestra redacción.

Asegura que ir a la iglesia le está dejando grandes enseñanzas, "aprendí que nadie está ni debe estar al margen de la ley y de la justicia y que nunca uno debe apartarse totalmente de la cobertura de Dios, nunca seré perfecto pero con la ayuda de Dios seguiré mejorando para ser mejor ser humano", contó.

Valentín Domínguez asegura que ya no tiene cuentas con la justicia, "ahora estoy más fortalecido que nunca, salí de un difícil proceso penal que casi me destruyó, mi fe puesta en Dios me salvó de un injusto proceso, gracias a Dios ya estoy en total libertad y sin ninguna preocupación trabajando en mi profesión de abogado", respondió.

Comentarios



Más notas