Una propuesta “Sin límite” y una denuncia digna

Fátima Fernández. Foto: Chk Torres - Teleshow.com.py

Fátima Fernández.
Foto: Chk Torres – Teleshow.com.py

La actriz y cantante Fátima Fernández denunció haber recibido una propuesta indecente en medio de una oferta laboral para estar en el proyecto de un director extranjero. Pronto se tomó por aludido el argentino Héctor Echavarría, director y actor que realizó en Paraguay el 50% de las filmaciones de la película “Sin Límite”, próxima a estrenarse. La “advertencia” la hizo Fátima en su portal de Facebook para que sus colegas no caigan en la trampa. En respuesta, con una carta abierta, también a través del Facebook, Echavarría la trató de “supuesta actris”, ignorante y le sacó en cara, en varios pasajes de su escrito, que él está dando oportunidades y trabajo a gente de “TU PAÍS”. ¿Qué quiso decir con eso? A pesar de sus groseros errores de ortografía y gramática, lo único que puedo interpretar es que, palabras más, palabras menos, su mensaje fue: “Yo le estoy dando trabajo a la gente de TU PAÍS, así que si pasó algo que no te gustó, si te sentiste acosada, aguantate y mantenete calladita, porque la gente de TU PAÍS puede quedar sin trabajo y sin el anhelado sueño de llegar a trabajar con un director venido de Hollywood”.

Una respuesta agresiva en cada párrafo. Típica actitud de un soberbio y machista, el “macho” tratando de ignorante a la mujer y buscando humillarla. Lo correcto hubiera sido una réplica sensata y conciliadora, pero no agresiva.

No es la primera denuncia pública. La modelo Pamela Rodríguez ya lo había hecho también en Teleshow, hace unas semanas, ante la presencia del argentino en el set. Este, en esa oportunidad, demostró que para él la mejor defensa es el ataque y el sarcasmo. Un sarcasmo horrible y de muy mal gusto, por cierto. Pamela comentó que dejó su proyecto (la película “Sin Límite” y una serie que no se grabó), el año pasado, tras sentirse acosada sexualmente por el productor que trabajaba con él, también un argentino. Echavarría le respondió que un programa de televisión no es lugar para hacer ese tipo de denuncia, que para eso están las comisarías. Y después comentó, en uno tono que sonó más a burla que a sarcasmo, que a él, durante su carrera, le quisieron violar varias veces, pero que no lo lograron, porque él no quiso.

La denuncia pública de Fátima se dio a raíz de que se sintió acosada al recibir un texto de guión donde se indicaba que ella, en su papel de actriz, tenía que hacerle sexo oral al protagonista, cuyo papel lo debía interpretar el director en cuestión. Según el escrito de Fátima, eso era solo para medir su capacidad de actuación, porque su verdadero personaje era totalmente otra cosa, el de una niña adinerada. “Estamos todos locos. Necesitaba una escena de sexo para medir mi capacidad actoral”, fue la queja de Fátima. Y lo reclama con justa razón. ¡Estamos todos locos!

Comentarios

comentarios