Ex Cuestión de Peso: “En Paraguay es difícil llevar una vida normal siendo famoso”

Foto: Facebook

Foto: Facebook

Pamela Ovelar comentó ayer a nuestra redacción que junto con su ex compañero de Cuestión de Peso, Rodrigo Domínguez, ya no aguantan el acoso de la gente en las calles. “No podemos ir al supermercado, oimeraea isyvare quieren que le pongamos nuestros nombres”, aseguró Pamela. (ver nota completa)

Nos pusimos en contacto con Rodrigo y afirmó a teleshow.com.py que no puede llevar una vida normal a pesar de haber abandonado las pantallas hace varios meses:

“Es increíble como la gente me acosa, me piden fotos, hasta mi dieta me piden y ya es asfixiante, con Pamela estamos siguiendo un régimen para llegar a nuestro alta, es estresante porque no podemos ir al supermercado, viajar en bus o sea hacer una vida normal como la que siempre tuve. Tener un vida normal en Paraguay siendo famoso cuesta”.

Foto: Facebook

Foto: Facebook

Aseguró que le genera estrés ser acosado por las calles y que esto está afectando su dieta:

“No podemos hacer nada para volver a la televisión, no está en nuestras manos, además hay muchas figuras nuevas a quienes pueden admirar y pedirles fotos y capaz no les moleste porque están en el ruido, a mí particularmente me molesta porque no me dejan hacer mi tratamiento en paz porque me persiguen, una vez me pidieron que les dé mi autógrafo pero con un esmalte, firmé un auto con un esmalte”.

Agradeció a Cuestión de Peso por los conocimientos que adquirió durante su participación en el programa:

Pamela y Rodrigo quieren una vida normal.

Pamela y Rodrigo quieren una vida normal.

“Le agradezco muchísimo a Cuestión de Peso porque es el único programa que se preocupa por los obesos en Paraguay y les ayuda a salir de esta terrible enfermedad y gracias a ellos tengo todo el conocimiento que tengo y lo aplico a diario”.

Rodri pidió que la gente supere su paso por la televisión, planteó como alternativa que cada vez que se acerquen les regalen frutas o verduras:

“Solo pedimos que superen nuestro paso por la televisión o de última que se acerquen y nos regalen las frutas o verduras para seguir el tratamiento”.

Comentarios

comentarios