Nara Arzamendia confesó que se “pichicateó” y le cambió la voz

Foto Facebook.

Foto Facebook.

En varias de sus apariciones mediáticas, Nara Arzamendia llamó la atención por la grave voz que tiene, si bien la Miss Tunning dejaba pasar de largo los comentarios sobre el tema, ayer, en el programa radial “La Tribu” fue consultaba sobre su particular tono de voz, confesó que a los 15 años de edad tenía ganas de ingresar al mundo fitness para lo que se puso entrenar y además se inyectó una hormona de crecimiento llamada stano y como efecto colateral le cambió la voz:

“Me cambió un chiqui la voz porque lo que te pones tiene su contra”, dijo.

Foto: Facebook.

Foto: Facebook.

Nos pusimos en contacto con Nara para saber más sobre su experiencia y no tuvo problemas en darnos todos los detalles sobre este mito que rodea a las atletas fitness:

“El Stano viene en inyectable y en pastillas, yo me inyectaba, hice un ciclo, terminé ese ciclo y ya nunca más volví a usar, el ciclo que hice fue de cuatro semanas mas o menos”.

Nara comentó que el cambio de voz fue progresivo pero que a ella nunca le causó ninguna molestia:

“Cuando me empezó a cambiar la voz yo no me di cuenta, al principio fue de a poco, parecía que estaba afónica pero no me asustó el cambio, a la mayoría le gusta mi voz y dicen que es sexy”.

Foto: Facebook

Foto: Facebook

La Miss Tunning Silueta comentó que su voz se volvió menos grave de lo que estaba al tomar un regulador de hormonas:

“Terminó el ciclo y tomé un regulador hormonal que es como dice su nombre para regular las hormonas, y ahí mi voz cambió un poco más pero seguía con la voz gruesa”.

Le consultamos si nota mucha diferencia en su voz antes y después del stano:

“Justamente hace poco vi un vídeo mío de hace años y escuché como era mi voz y dije: ‘dios mío’, la verdad que cambió mucho mi voz, pero a mi me gusta mucho como la tengo ahora”.

Nara Arzamendia se inyectó "Stano" a los 15 años

Nara Arzamendia se inyectó “Stano” a los 15 años

Nara comentó que durante su adolescencia fue muy delgada por lo que decidió entrenar y practicar otros deportes:

“Yo antes era muy flaca y cuando empecé el gym me gustó mucho, hacía una dieta estricta, entrenaba, practicaba street workout, quería llegar a competir alguna vez, después me operé los pechos, tuve que reposar unos meses y me alejé”.

Finalmente le preguntamos si se arrepiente de haber acudido a esta hormonas:

“No, no me arrepiento para nada”, finalizó.

Comentarios

comentarios