Escándalo por denuncia de acoso en contra director de cine

Fátima Fernández Mercado.

Fátima Fernández Mercado.

El fin de semana se vio sacudido por una denuncia que realizó la joven actriz y conductora Fati Fernández Mercado, la hija de la reconocida comunicadora Adela Mercado.

A través de Facebook, la también cantante contó lo que le pasó con un director de cine, que no quiso dar nombre, pero que al parecer ser refería a Héctor Echavarría.

Fati señaló que su intención no es “armar polémica por eso no voy a decir el nombre. Pero es una llamada enorme de atención para muchos colegas actores profesionales”, según la ex conductora de “Pequeños Gigantes”.

Un conocido director extranjero vino a Paraguay con la intención de hacer películas. Al comienzo yo no estaba informada de que clase de cine él hacía, pero como la prensa le daba tanta cabida me llamó la atención. Al poco tiempo un amigo mío (el cual de seguro tenía las mejores intenciones porque es un tipazo) me dice que este director ahora se encontraba en Los Ángeles pero que ya estaban buscando a las actrices para la próxima película. Entonces me pide permiso para pasarle mi contacto al asistente del director que se encontraba en Paraguay. Le dije que no había drama (después de todo, yo pensaba que era un trabajo más). Cuando me llamó el man en cuestión me dijo “Necesitamos más que nada buen físico y después te entrenamos para las escenas de combate”, según el relato de la joven.

Continuó relatando que el asistente, “Para rematar, me pide una foto mía en bikini. Le dije que en ese momento estaba con un programa infantil (lo cual era cierto) y que eso me impedía proyectar mi imagen de otras maneras. El señor me dio a entender que yo era la que me jodía entonces me sentí aliviada de que me salve de algo eventualmente malo”, insistió.

Pero allí no termina la cosa. El tema continuó unos meses después. “A los pocos meses me escribe el Director mismo a decirme que me quería para otro personaje de una próxima película. Le comenté que tuve un inconveniente con su asistente en la ocasión anterior y me dijo que no había drama, que ahora el personaje que me quería dar era el de una jovencita adinerada y me hizo una entrevista en inglés (no sé si para impresionar o cual era el objetivo si es una película hecha en Paraguay). Ya me daba mala espina porque varias actrices amigas mías habían salido de sus proyectos por ser “poco profesionales”. En eso le dije “bueno, mandame el guión y lo reviso”. Me manda y me quedo boquiabierta. Aparte de tener mil errores ortográficos (haserca en vez de acerca, por ejemplo) mi personaje era el de una prostituta y la escena que él quería que yo leyera era la de mi personaje practicando el sexo oral al personaje que el mismo director interpretaba. Al toque le dije “te pido mil disculpas pero yo no podre hacer ese papel. Creo que ya lo habíamos discutido. Te aseguro que hay mil chicas que se acercan al perfil que estás buscando. Exitos”, describe Fati.

Sin embargo, el asombro o la indignación de la joven no acaba, quien comentó luego que el director le responde. “No, Fati, ahora te envio el que es tu verdadero personaje, lo que te envié era SÓLO PARA MEDIR TU ACTUACIÓN”. Y ahí sentí que me pegaron una bofetada en la cara. O sea que necesitaban verme en una escena de sexo para medir mi capacidad actoral. Estamos todos locos. Y por si fuera poco me entere que este señor dijo en un conocido programa televisivo que la mayoría de los actores en Paraguay sólo están preparados para hacer teatro y no cine. En vez de agradecer de que se le da un espacio”, rescató.

Asimismo, Fati aseguró que no estaba en sus planes comentar lo que pasó. “Los medios y mis compañeros actores saben que siempre soy diplomática y pocas veces alcé la voz para armar bronca. Pero las cosas injustas HAY que decirlas, para que gente preparada pero no informada, SE INFORME.  Respeto muchísimo a los colegas que están metidos en el proyecto de este señor, en especial a dos a los que tengo sobre un pedestal porque sé que vivimos de ésto y en ocasiones no podemos pensar dos veces para aceptar un trabajo. Pero a los que estamos empezando, a los jóvenes…”, destacó.

Asimismo, pidió a sus colegas que no se “dejen cegar porque venga un director de afuera y les prometa el oro y el moro. Aquí tenemos directores EXCELENTES que jamás nos van a faltar el respeto y con los que creceremos inmensamente como artistas y personas. No busquemos por sobre todas las cosas que nos CONOZCAN a cualquier precio. Se que es difícil y que la fama es la más seductora de las trampas. Pero FORMÉMONOS y estemos listos para el verdadero tren que nos hará ARTISTAS y no sólo un producto”, destacó.

Comentarios

comentarios