¿El hit ‘Blurredlines’ resultó ser un plagio?

Robin Thicke y Pharrell Williams fueron encontrados culpables por plagio.

Robin Thicke y Pharrell Williams fueron encontrados culpables por plagio.

Uno de los grandes éxitos del año 2013 resultó ser una copia de un clásico de Marvin Gaye ‘Got to give it up’, tema del año 1977. La decisión tomada por un jurado popular obliga a los artistas Robin Thicke y Pharrell Williams a pagar 7,5 millones de dólares a los descendientes de Gaye.

Los familiares de Gaye mencionaron que al instante de escuchar el multipremiado tema ‘Blurredlines’ reconocieron las similitudes. Durante el juicio un musicólogo analizó ambos temas y determinó que existe “una constelación de 8 elemento similares”. El abogado de la familia de Gaye dijo que las canciones son iguales en términos de uso del bajo, los teclados y la estructura.

Williams y Thicke había reconocido la influencia de Gaye, aunque defendían que el tema era original, sin embargo, no lograron convencer al tribunal. ‘Blurredlines’ ha sido un éxito en todo el mundo llegando a la cima de las listas en catorce países diferentes incluyendo los Estados Unidos (donde lideró la lista del Billboard Hot 100 por 12 semanas consecutivas), Reino Unido, Australia, Francia, Canadá, Alemania, Irlanda, España, Suiza y Bélgica. En los Estados Unidos, se vendieron más de 5 millones de copias en tan sólo 22 semanas, convirtiéndose en un récord en la historia de las ventas digitales.


Comentarios

comentarios